Nuestra primera exposición: Marinna Mouzo y Nano Unzueta
09JUL

Nuestra primera exposición: Marinna Mouzo y Nano Unzueta

Sobriedad y colorido. Utilitarismo y estética. Experimentación e intimismo. Esmaltes naturales y pintorescos óleos. Son muchos los aspectos que diferencian a artistas tan dispares como Nano Unzueta y Marinna Mouzo, pero sus obras parecen haberse creado para exponerse en conjunto.

Nano Unzueta aterrizó en Galicia en el año 1980 con la intención de aprender de los oleiros gallegos tradicionales. Tras formarse en Buño, con Aparicio Añón, creó su taller Cerámica Unzueta en Carnota, donde estuvo asentado durante un largo período de tiempo. Su actividad, más allá de la producción cerámica, se centra en buena parte en la docencia y en la investigación en cuanto a la preparación de los barros y esmaltes, que él mismo elabora y a los que incorpora cenizas naturales. 

Unzueta ha llegado a construir sus propios hornos gracias al conocimiento adquirido del ceramista neozelandés Barry Brickell. Sus piezas, que él mismo define como "cerámica contemporánea no encuadrada de ninguna tradición oleira", tienen un marcado carácter utilitario y funcional, aunque sin dejar de lado la estética, muy lograda gracias a los cuidados esmaltes que utiliza.

Marinna Mouzo, por su parte, nació y pasó sus años de adolescencia en Río de Janeiro, donde dió sus primeros pasos en el terreno artístico junto al pintor y arquitecto Flavio Berredo en su taller. Tras asistir a cursos de perfeccionamiento y mejorar su técnica de dibujo y pintura al óleo, Marinna participa de exposiciones en São Paulo y su ciudad natal, Río de Janeiro. En 1983 se traslada a Corcubión y comienza sus estudios en la Escuela Pablo Picasso de A Coruña para más tarde dedicarse a la docencia.

En los cuadros de Marinna Mouzo predomina el paisaje con rasgos creativos y el retrato, su especialidad. El color es la herramienta que mejor sabe utilizar y su mejor aliado, pues dota a sus obras de personalidad propia consiguiendo llenar de vida cualquier espacio en el que se coloquen. En los últimos años se observa una paulatina evolución hacia una fase más expresionista que llega a rozar lo abstracto, aunque sin abandonar del todo los elementos figurativos.

La combinación de tan diferentes disciplinas, estilos y tonalidades han hecho de esta exposición un singular y pintoresco conjunto de obras que, sorprendentemente, se funden de manera armónica y agradable en el espacio. Ven a visitarla, ¡te sorprenderá seguro!

Compartir esta entrada en: 0 0 0

Volver
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información. OK Más información