Teresa Candal y la belleza de "O Camiño dos Faros"
26OCT

Teresa Candal y la belleza de "O Camiño dos Faros"

Mucha gente define Galicia como un lugar de paz, de tranquilidad, de bosques encantados y de mares embravecidos. Hablan de la morriña, del marisco y de sus gentes. Somos amables, educados e incluso confiados cuando nos abrimos a los demás. Pero también somos muy cerrados, muy sentidos.

Mucha gente de Galicia define a esta con las mismas palabras y unas cuantas más, pero cuando tienen que definir a la Costa da Morte, suelen decir que su gente es muy suya. Y es que es cierto, somos muy nuestros.

La comarca de la Costa da Morte en realidad no es tal, sino un conjunto de cuatro comarcas entre las que se encuentran: Terra de Soneira, Fisterra, Muros y Bergantiños. Pero debido a sus características geográficas, sociales y demográficas entre otras, la gente de la Costa da Morte forma un solo grupo.

Comparten idioma e incluso usan las variantes dialectales para reconocer de dónde es una persona. Admiran su tierra por encima de todo, su belleza absoluta.  “Vivimos nun paraíso” dicen muchos. Y no es mentira.

Es muy fácil enamorarse de la Costa da Morte, y Teresa Candal lo hizo. Desde pequeña ha estado entre Laxe y A Coruña y, posteriormente, también en Carballo, donde forma parte de la asociación de artistas Crea Formas.

Hace un tiempo Candal decidió unirse a la Asociación O Camiño dos Faros, un grupo de amigos que se autodenominaron trasnos  y cuyo único objetivo era unir Malpica y Fisterra a través de un sendero por la costa. Candal se sintió tremendamente feliz al finalizar la etapa por toda la belleza que pudo contemplar y  percibir con sus sentidos. Ser trasno es mucho más que una persona inquieta que hace alguna gamberrada sin mala fe ni violencia; es ser curioso, tener interés por descubrir nuevos lugares y sensaciones. Es ser libre. Por todo esto la artista decidió canalizar todas las experiencias vividas en estas rutas a través de su mejor arma: la pintura.

Licenciada en Belas Artes por la Universidade de Pontevedra, desde niña sintió interés por el arte en sus diferentes facetas, como la fotografía o la poesía. Sin embargo, un viaje a Londres hizo que su lenguaje artístico se viera muy influenciado por el pintor William Turner donde el amor, los paisajes o la música hacen alusión a la búsqueda de la dimensión espiritual del ser humano.

«Facer o camiño é algo así coma vivir a vida, non? Comezas e vaste atopando xente de diferentes lugares e con diferentes ideas; algúns abandonan e volven máis tarde, outros realizan o camiño contigo ata o final… É coma unha metáfora da propia vida». Y Teresa no encontró mejor forma de canalizar esta experiencia que a través de sus acuarelas.

retrato acuarela camariñas faro

En su exposición Sentimento trasno nos encontraremos con retratos originales en formato A3 y A4 en los que aparecen personajes, tanto anónimos como conocidos (véase el escritor y actor Suso Lista o la farera del cabo Vilán, Cristina Fernández), que realizaron el camino con ella. Los faros no son los protagonistas de sus obras, sino simplemente el hilo conductor de todos los trasnos que aparecen pintados por Candal donde el color ocupa un papel importante. «Normalmente traballo con cores primarias coma o amarelo, o azul ou rosa, e despois vou traballando os diferentes tons» nos explicó Candal. Y  es que el Camiño dos Faros, como la vida misma, está lleno de buenas vibraciones donde al final todos deseamos llegar a un final de color de rosas, o al menos, a uno no tan triste.

Compartir esta entrada en: 0 0 0

Volver
Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información