Crónica de un naufragio anunciado
12DIC

Crónica de un naufragio anunciado

Corvos, pescos, carneiros, cans, montañeses, faroleiros, coreanos, papeiros… Los pueblos y villas erigidas sobre los acantilados, plazas y campos de la Costa da Morte tienen muchos nombres, pero todos tienen algo en común. Sus aguas están bañadas de sangre y llanto, de gritos, de oraciones y de esperanza por ver a algún marinero o capitán pidiendo auxilio y ser salvado.

Y esta situación es una ironía, pues como bien nos comentó el historiador naval y escritor Fernando Patricio Cortizo «o mariñeiro onde está cómodo é no mar, polo que sempre intenta alonxarse da costa». 

Dicen que la cita más antigua donde aparece escrito por primera vez el nombre Costa da Morte es de enero de 1908. Al parecer, la escritora inglesa Annette Meakin dejó constancia en su diario el término “Coast of Death” a su llegada a la ciudad herculina. En este reportaje del diario digital Que pasa na Costa hablan sobre esta nomenclatura, de la que señalan es “o nome que os ingleses dan ao momento exacto do naufraxio do Serpent en Punta do Boi, en Santa Mariña- Camariñas”. 

Barcos, naufragios, vidas, muertes… El escritor Fernando Patricio se aventura en todos estos temas, informando de forma objetiva y con buena, construyendo libros compactos y con mucha y buena letra porque, como nos menció durante una entrevista «hai tanta información que necesito escribir toda a que poida para que ninguén quede sen ela». Sin duda estamos ante un escritor que sabe muy bien de lo habla y que además lo manifiesta de una forma amena y didáctica en libros como Manual do alumno de mergullo con tubo o Historia da Costa galega e dos seus naufraxios S. I- S.XIX, aunque sin duda su mayor creación literaria ha sido Naufragios y Crónica Marítima de Galicia hasta 1899. Esta obra recopila 1200 naufragios que ocurrieron en la costa gallega hasta 1899, de los cuales 396 se publican por primera vez en este libro.

Once años le ha dedicado a este proyecto en el que la historia y cultura de la Costa da Morte sobresalen en todo su esplendor. Y es que «ubicamos a historia pero non a coñecemos» añade Cortizo al preguntarle si la gente de la comarca tiene constancia de esta parte de su idiosincrasia. El escritor menció al conocido profesor Pepe Baña, quien mostró a sus alumnos de Ponte de Porto los puntos donde tuvieron lugar varios naufragios desde Corme hasta Fisterra.

Cuando uno se enorgullece de sus orígenes siente que valoriza mucho más su pueblo o su cultura, pero lo importante es conocer de verdad los componentes que forman ese conjunto de valores, que son los que al final y al cabo, nos moldean.

Compartir esta entrada en: 0 0 0

Volver
Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información